Ni Una Menos por abortos clandestinos

Desde el 2015 el movimiento de mujeres se levanta todos los 3 de junio para gritar ¡Basta de violencia machista! ¡Ni una muerta más! Sin embargo, este año nos encontramos ante un momento histórico para nuestro movimiento: el Congreso de la Nación y la sociedad entera se encuentra debatiendo la legalización del aborto. Con más esperanzas y expectativas que nunca, mujeres y personas gestantes estamos a punto de conquistar un derecho que nos ha sido arrebatado desde siempre: el derecho a decidir sobre nuestro cuerpo sin morir en el intento.

Es por ello, que esta marcha de “NI UNA MENOS” se enmarca en una consigna de lucha para exigir que no haya más muertes por abortos clandestinos y para reclamar políticas públicas acordes a las necesidades de las personas gestantes.

En Argentina, el aborto es la primera causa de muerte materna: muere más de una mujer por día por la clandestinidad de la práctica y su realización en pésimas condiciones sanitarias. Cada año 500.000 mujeres en nuestro país se realizan abortos en el ámbito clandestino. Algunas tienen los recursos para acceder a la práctica en condiciones más seguras, sea por su realización en clínicas clandestinas con médicxs diplomadxs o por tener acceso al misoprostol; pero otras, la mayoría, quienes no tienen esos recursos, se realizan los abortos en condiciones deplorables para su salud y su vida, corriendo el riesgo de tener que ser hospitalizadas posteriormente por complicaciones en la práctica.

La legalización de la interrupción voluntaria del embarazo no se trata solamente de no criminalizar a las mujeres, sino también de que podamos decidir libremente y hacerlo en condiciones seguras para no morir. Se trata de que el Estado implemente políticas para hacer reales las consignas “Educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal para no morir”.

SIN ABORTO LEGAL NO HAY NI UNA MENOS.

Este 4 de Junio salimos a las calles como cada año, para reclamar por nuestras vidas, nuestros derechos y libertades. Salimos para exigirle al Estado que cumpla con sus obligaciones y nos garantice una vida libre de violencia; para reclamar leyes y políticas públicas que nos protejan. Salimos para demostrar que somos nosotras las que nos encontramos presentes y firmes frente a un estado ausente, porque no queremos más mujeres muertas en manos del machismo y del patriarcado. Salimos porque queremos vivir.

Nos encontramos este lunes 4 de junio a las 18:00 hs. en Colón y Cañada.

Dejá tu comentario:

Click en el siguiente botón para ver informes anuales